¿Qué es una criptomoneda?

En los últimos años, el tema de las criptomonedas se ha puesto de moda. Basta hacer una búsqueda rápida en Google para notar que hay un sinfín de artículos que intentan explicar lo que son y las ventajas de adquirirlas.  Sin embargo, es un hecho que no todos han podido entender el concepto de las criptomonedas, tanto así que algunas personas incluso creen que son un fraude, mientras que otros piensan que su mera existencia debería generar pánico. La cuestión es que esta tecnología es un asunto  nuevo y muy técnico, algo que muy pocos entienden a fondo.

Las criptomonedas y el dinero

Aunque para algunos escépticos las criptomonedas están más cerca del fraude que de la realidad, el concepto de criptomoneda es muy parecido al del dinero. En pocas palabras, es un medio de intercambio, creado y guardado de manera electrónica en un sistema Blockchain, que utiliza métodos de encriptación para la creación de unidades monetarias y para verificar la transferencia de fondos.

Como tal, las criptomonedas no tienen un valor intrínseco y hasta el momento no es posible intercambiarlas por un commodity, como el oro. Además, no tienen una forma física, a diferencia de las monedas y los billetes, y no están establecidas ni reguladas por un banco central.

Surgimiento de una nueva tecnología

Las criptomonedas aparecieron en 2009.  Su inventor, el misterioso Satoshi Nakamoto, anunció en la plataforma SourceForge que había creado un sistema de dinero digital, algo que se había perseguido durante más de una década, pero sin logros aparentes.

Announcing the first release of Bitcoin, a new electronic cash system that uses a peer-to-peer network to prevent double-spending. It’s completely decentralized with no server or central authority. Satoshi Nakamoto, 2009

La característica más importante de la criptomoneda es su condición de ser un sistema descentralizado, que no depende de un solo individuo o servidor, sino de una serie general de nodos. Dado que todos los sistemas precursores, como Digicash, habían operado con sistemas de servidor central, Nakamoto marcó una diferencia importante al utilizar uno basado en el P2P, de usuario a usuario, algo que es común en los sistemas de Torrents o el famoso Napster.

Gracias a esa decisión, el 9 de enero de 2009, nacieron las criptomonedas y el primer Blockchain. Esto, en cierto modo, ha causado que las dos tecnologías parezcan lo mismo y se confundan. Sin embargo, lo cierto es que no son iguales:  todas la criptomonedas dependen de Blockchain, pero no todos los Blockchain son utilizados para operar criptomonedas.